Fundación GASELEC

Fundación GASELEC

Exposición Permanente sobre Egipto Era el año 1.987 cuando D. Gustavo Cabanillas, presidente de Gaselec, viajaba por primera vez a Egipto. Seducido por la historia y la cultura antigua de este país, comenzó a formar una pequeña colección privada con cuidadas réplicas de las piezas más emblemáticas halladas en territorio egipcio. Sus continuos viajes a este país le hicieron ampliar notablemente su colección. El 17 de septiembre de 2.003 nació la Exposición Permanente sobre Egipto de la Fundación Gaselec. Era un intento altruista de su fundador de dar a conocer todas aquellas maravillas obtenidas en sus periplos.
Una réplica exacta del busto de Nefertiti, una copia de la piedra Rosetta o una tumba egipcia saqueada son algunas de las maravillas que ofrece este museo, que con más de 850 reproducciones de auténticas piezas del Antiguo Egipto pretende convertirse en un lugar interactivo en el que grandes y pequeños disfruten no sólo de un museo sino de un conjunto de actividades complementarias como un ordenador que traduce nuestras palabras al lenguaje de los jeroglíficos o una sala que ofrece más de 50 documentales sobre las civilizaciones egipcias.
El museo, albergado en la Sala de Exposiciones de la Fundación Gaselec, posee tres plantas ordenadas de la siguiente manera:

PLANTA BAJA.
Sin estar relacionada con Egipto ni con el mundo de los faraones, lo más llamativo de esta planta es una enorme puerta de 1.893 de la Casa Cuartel de la Guardia Civil de Melilla, que fue recuperada por Gaselec cuando se demolió el edificio, situado en la zona del Mantelete.
Aproximadamente unas 250 fotografías sobre Egipto y otras tantas reproducciones en miniatura de estatuas egipcias llenan esta sala, en la que también hay una pequeña tienda para todo aquel que desee llevarse un recuerdo de su inmersión en esta peculiar visita al legendario país.
Primera Planta. La joya de esta sección es una reproducción de la tumba de Tutankhamon, realizada por Juan José Llorens, en la que el visitante puede contemplar con detalle el interior de la pirámide y descubrir todos sus pasadizos y accesos a la cámara mortuoria. Junto a ella grandes planos nos revelan cómo eran las principales ciudades del Antiguo Egipto y quiénes las gobernaban. Con detalle se explica la dinastía de Tutankhamon, cómo era su tumba y cuándo y por quién fue descubierta. Todo un recorrido por el descubrimiento de uno de los tesoros ocultos en Egipto.
También en esta planta podemos encontrar el interior de una tumba egipcia saqueada en la que más de 50 documentales, de media hora cada uno, nos explican la historia de los faraones, cuáles eran sus dioses o cuál era la mejor manera de embalsamar una momia. No olvidéis en esta sala visitar el cuarto de baño, una curiosa sorpresa se oculta tras la puerta.

SEGUNDA PLANTA.
"Veo cosas maravillosas". Éstas fueron las únicas palabras que acertó a pronunciar Howard Carter al ver por primera vez el interior de la tumba del faraón Tutankhamon. Era el mes de noviembre de 1.922 cuando tras más de siete años de incesante búsqueda encontraban la tumba faraónica. Réplicas exactas de los tesoros originales que allí se hallaron y un análisis exhaustivo de lo que fue el trabajo de los arqueólogos Howard Carter y Lord Carnarvon en el Valle de los Reyes conforman el gran reclamo de esta planta, en la que también encontramos una copia exacta del sarcófago de Tutankhamon, 65 paneles con más de 275 fotografías y una amplia información técnica sobre lo acontecido en la apertura de la cámara mortuoria.
Pero el apasionante mundo de los jeroglíficos no podía dejarse atrás. En esta planta existe un espacio dedicado íntegramente a la piedra Rosetta y a sus innumerables estudiosos. Una sección dedicada a cómo se alimentaban los habitantes del Antiguo Egipto no es la única curiosidad de esta planta, en la que también se hallan realistas reproducciones de momias y más de 850 réplicas de piezas antiguas colocadas por temas.

Plaza Rafael Fernández de Castro y Pedrera, s/n
Tel. 952 695 575