Melilla, Patrimonio de la Humanidad

Melilla prepara el futuro. Convertirse en Patrimonio de la Humanidad es para Melilla más un deber que un derecho, y por ello todas las instituciones de la ciudad han apoyado sin descanso el reto que hace tiempo propuso la Fundación Melilla Ciudad Monumental. En la base de esta ilusión se encuentran tres de los pilares fundamentales sobre los que la ciudad está estructurada:

Los BIENES MATERIALES: se hallan sustanciados en los valores Modernistas, con sus arquitecturas y el urbanismo, y en los Recintos Fortificados de los s.XVI, XVII y XVIII, incluidos los del XIX más conocidos como los Fuertes Exteriores.

Los BIENES INMATERIALES: como son la convivencia pacífica de culturas en todos los niveles, definido sencillamente como la interculturalidad.

A estos bienes pueden sumarse otros, aquellos especialmente recomendados por la UNESCO, los BIENES NATURALES. En este sentido también podrá incluirse en la propuesta de nuestra ciudad la inclusión del área protegida de islas Chafarinas como tal bien. En conjunto estamos hablando de una CANDIDATURA MIXTA a la que sumamos aspectos físicos, psíquicos y naturales que han de considerarse como únicos en el mundo.

No obstante el camino no será fácil. Las plazas e incluso las candidaturas oficiales siempre son limitadas. Por ello, desde

hace varios meses, la Ciudad Autónoma organizó un encuentro de urbes españolas que han conseguido esta preciada distinción para, de este modo, no sólo recibir su apoyo institucional sino también sus enseñanzas ante el camino que nos espera.

El citado encuentro fue también la excusa perfecta para mostrar en "El Pueblo" el resultado de años de aplicación del PERI, algo que a veces los propios melillenses no estiman lo suficiente, quizás por la cotidianeidad del trabajo diario o por simple desconocimiento. En todo caso el camino ya se ha puesto en marcha y es irónico que nuestras mayores posibilidades choquen de forma directamente proporcional con nuestro mayor handicap. Nos referimos a que el país al que pertenecemos es de los que goza de un gran número de lugares con la categoría de "Patrimonio de la Humanidad", y la UNESCO limita las concesiones a España al presentar nuestro país tantas y tan buenas candidaturas. No obstante, no dudamos que antes de que finalice el actual decenio el sueño podría verse cumplido.

Por otra parte también se intenta la inclusión de Melilla dentro de la Red de Juderías de España, asociación sin ánimo de lucro, cuyo objetivo es la defensa del patrimonio artístico, arquitectónico, histórico y cultural del legado sefardí en España. Doce ciudades pertenecen ya a esta Red a la que ahora se han presentado Melilla, Jaén y Palma de Mallorca.

www.melillamonumental.org

foto